Audífonos en Salamanca

Mitos y realidades sobre los audífonos

Existen una serie de mitos en torno a los audífonos que desde AudioMédical vamos a tratar de aclarar. Muchas personas rehuyen del uso de audífonos porque estos mitos están muy extendidos.

Aclaraciones sobre falsos conceptos de los audífonos

Mito 1.- Los audífonos son caros
Los audífonos son ayudas auditivas para que las personas que pierden audición puedan volver a escuchar en buenas condiciones por lo que se deben adaptar a cada persona en concreto, no solo en función de su pérdida auditiva sino también en función de su actividad diaria. Disponen de una tecnología de vanguardia y todo esto hace que cuesten cierto dinero. Pero su precio siempre compensa porque el objetivo final lo cumplen ya que permiten a las personas con pérdida auditiva volver a oír en buenas condiciones. Además, gracias a los acuerdos con entidades financieras disponemos de grandes facilidades de pago por lo que por una pequeña cuota va a poder disponer de los mejores audífonos.

Mito 2.- La gente esconde los audífonos en sus cajones
Aunque es cierto que hace años existía un alto porcentaje de personas que aún tenendo audífonos no los usaba, hoy en día casi la totalidad de las personas que los adquieren los usan regularmente en su vida diaria. A ello ayuda sin lugar a dudas la preocupación y el seguimiento en la adaptación que desde los gabinetes audiológicos, como AudioMédical en Salamanca, realizamos.

Mito 3.- Los audífonos son solo para ancianos
La pérdida auditiva se produce cada vez a una edad más temprana y son, precisamente, estas personas las que más emplean sus audífonos. Hoy en día es habitual ver a jóvenes que llevan sus audífonos sin ningún tipo de complejo, sino más bien todo lo contrario.

Mito 4.- No debemos viajar con audífonos
Este es otra de las grandes leyendas. Viajar con audífonos nos va a permitir disfrutar en mejores condiciones de nuestras escapadas. Al igual que si necesitamos gafas nos las llevamos con nosotros, con los audífonos pasa lo mismo.

Mito 5.- No uses audífonos porque los ruidos se oyen muy altos
Los audífonos que se fabrican hoy en día se adaptan a los diferentes ambientes en los que cada persona se encuentre en cada momento. Además, como se centran en el habla, atenuan el ruido de fondo facilitando por tanto la comprensión de las voces humanas.