Ruido

Pérdida auditiva en población cada vez más joven

En los centros auditivos estamos asistiendo a un cambio generacional en las personas con pérdida auditiva: cada vez son más jóvenes los que acuden a nuestros gabinetes.

Pérdida de audición en personas jóvenes

En AudioMédical, con centros auditivos en Salamanca y Badajoz, estamos viendo como con el paso de los años la edad media de las personas con problemas auditivos y pérdida de audición va bajando paulatinamente. Si hasta hace unos años estos problemas empezaban a aparecer en personas mayores de 65 años, esta edad ha descendido de tal modo que ya son comunes los casos a partir de los 50.

La vida actual nos hace estar sometidos a ruidos continuos que acaban deteriorando nuestra capacidad auditiva. Sin ir más lejos, podemos observar como los jóvenes utilizan de un modo muy habitual reproductores individuales de música a unos volúmenes muy por encima de los recomendados y además durante períodos largos de exposición. Esto, indudablemente, va a generar que estas personas al cabo de los años sufran problemas de pérdida de audición a edades más tempranas que las que les correponderían por sus propios años. Si a esto le añadimos que la esperanza de vida de las personas es cada vez mayor nos podemos encontrar con una población mayor con muchos problemas de pérdida de audición.

Además de los reproductores de música individuales, estamos sometidos a una cultura del ruido que aunque lo asociemos con diversión desde el punto de vista auditivo es totalmente perjudicial. Fiestas con cohetes y petardos, locales con la música a niveles dañidos, espectáculos y deportes en los que el ruido está siempre presente, o incluso el vivir permantemente cerca de vías donde existe mucho tráfico son ejemplo de ambientes que van a acabar pasando factura a nuestra audición.

Cuidar nuestra audición evitando este tipo de ambientes, o protegiéndonos de ellos, es vital para disponer de una audición sana durante muchos años. Debemos ser responsables y conocer que dependiendo de cómo cuidemos nuestros oídos hoy, así será nuestra audición mañana.